Maternidad en 3 estaciones

Hola a todos, he estado un poco perdida, pero con los últimos cambios en mi vida ha sido una locura poder conjugar todo, pero ya estoy aquí reactivandome.

Desde mi punto de vista vivo la maternidad en etapas diferentes, cada una de acuerdo a la edad de mis hijos. Ahora con un bebé en camino me veo en 3 estaciones diferentes.

Preadolescencia

Mi Nana se acerca a la pubertad y aunque solo tiene 9 años, a veces siento que tiene más y que ya estoy metida es esta temible etapa de la vida. Sus pequeñas demostraciones de rebeldía me demuestran que estamos entrando en un mundo hasta ahora desconocido, la niña que era está cambiando para dejar salir a una jovencita con criterios propios.

Quizás exagero un poco, ella sigue manteniendo su inocencia y ese toque de niñez, sigue jugando con muñecas y con su hermano a la casita, pero es su carácter el que a veces muestra indicios de esta etapa. Poco a poco su personalidad va cambiando y a veces salen a la luz esos estallidos de rebeldía, de independencia.

 

Niño pequeño

Mi Matis está en la etapa de jugar, donde mamá no se puede perder por mucho tiempo porque enseguida reclama y vaya que reclama. Ya sabe expresar si está contento o no con alguna situación. Desde pequeño él fue un niño demandante, desde bebé acaparó mi atención, se levantaba en la noche y se dormía en la madrugada, sólo observando todo, les estoy hablando de cuando solo tenía un par de meses de vida, tenía el sueño invertido y fue en el cuarto mes que empezó a dormir de forma más regular. Sin embargo, fue después del año que empezó a dormir corrido en la noche, momento en el cual pude descansar un poco más.

Él es como mi compañero, con el que voy a todas partes, por ser tan apegado a mí, lo llevo a dónde voy. Claro su temperamento a veces no me lo permite o me lo hace difícil, porque es muy inquieto y está en la etapa de las pataletas. Con él mi paciencia se ha puesto a prueba infinidad de veces.

 

Bebé en camino

Con un bebé en camino empiezo todo el proceso de nuevo y en unos meses estaré rodeada  de pañales y teteros. La dependencia y la entrega que significa un bebé será la orden del día.

Me asustan un poco los desvelos por el cansancio que implica, la atención que pueda prestarle a los niños, sobre todo a mi Matis que siempre ha marcado su espacio conmigo y que para él todo es Mamá, aquí no hay papá aunque él esté. Bueno dicen que así son los hijos varones con su mamá, más apegados.

Me pone un poco nerviosa la dinámica familiar, pero bueno creo que es normal sentirse así, a la expectativa de cómo se van a desarrollar las cosas, sobre todo si tratamos de controlar todo alrededor.

Lo que sé es que esta será una etapa hermosa que disfrutaré aún y con los desvelos. Ser mamá de tres y con edades tan diferentes es un reto para mi maternidad, donde deberé encontrar el equilibro entre todos. Pero también es cierto, que cada etapa trae consigo diferentes oportunidades y maravillosas experiencias.

Saludos,

ENERO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s