Primeras veces

Hola a todos, he estado un poco perdida pero ya estoy de regreso y algo renovada.

Siempre se ha escuchado decir que no hay nada como la “primera vez” que haces algo. Por muy buena que sea la experiencia nada sustituye lo que nos hizo sentir la primera vez. Y esto aplica para todo, primer beso, primer trabajo, primera casa, primera vez en el colegio y en tantas otras situaciones.

Pero resulta que hay momentos en la vida en los que puedes vivir nuevamente alguna situación o experiencia. Cuando eres inmigrante puedes repetir tus primeras veces. La mayoría dice que cuando llegamos a algún país, empezamos de cero y en algunos casos es literal.

Desde que estoy en Colombia he tenido la oportunidad de vivir nuevamente, es decir,  he tenido segundas oportunidades y no cualquiera las tiene, así que me siento afortunada. He disfrutado como una niña ir de paseo a conocer algún sitio o probar por primera vez una bandeja paisa. Mis primeras experiencias han sigo agradables no me quejo, experimentar nuevos sabores y olores, conocer por primera vez gente que veré con frecuencia. Mis primeros momentos en una urbe hasta ahora desconocida y en la cual me abro camino.

Segundas oportunidades

Pero así como he tenido esas primeras veces, también Dios me ha permitido tener la oportunidad de unir a mi familia, que estaba separada desde hace dos años debido en parte a la situación de país y en parte por problemas en el matrimonio. Aunque estuvimos separados, mi esposo y yo siempre hemos estado juntos -suena ilógico pero es cierto-. Mi esposo se fue a trabajar a Panamá para darle a nuestra familia mejor calidad de vida y por factores externas no pudimos irnos para allá.

Dios siempre tiene mejores planes que uno, mientras hacíamos planes para irnos a Panamá, Él organizaba las piezas para reunirnos en Colombia, donde yo tengo familia. Y así terminamos aquí con una oferta de trabajo para mi esposo en Bogotá. Hoy puedo decirles, que la primera vez que vi a mi familia unida nuevamente es algo que vale la pena vivir.

Mi consejo es abrirse a los cambios, abrirse a la posibilidad de volver a experimentar emociones que creímos superadas. Revivir algo o vivirlo nuevamente puede mostrarnos sensaciones. Arriesgarnos a probar algo nuevo, un sabor nuevo, una fragancia nueva, un lugar nuevo, salir de la zona de confort… y VIVIR.

Saludos

ENERO

Anuncios

5 comentarios en “Primeras veces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s