Tejer ¿Es bueno para la salud?

Desde niña me ha gustado tejer y aunque nunca lo he hecho como una actividad cotidiana, ahora que tengo hijos he descubierto que es una actividad relajante en medio del caos que es la maternidad. Al buscar información sobre el tema encontré que tejer es una actividad beneficiosa y además, está respaldada por varios estudios que comprueban sus resultados.

crochet-1864716__340

Investigaciones que avalan sus beneficios

Estas son solo algunas investigaciones que demuestran que el tejer es beneficioso para nuestra salud. Los efectos positivos son muchos.

  • Estudio de la Universidad de Columbia Británica en el 2009: El estudio fue realizado en 38 mujeres con el trastorno alimentario anorexia nerviosa, a quienes se enseñó a tejer, se dieron cuenta de que aprender el oficio condujo a mejoras significativas, 74% de las mujeres dijo que la actividad aminoraba sus temores y evitaba que estuvieran quejándose sobre su problema.
  • Estudio “Las bases neurológicas de la ocupación” escrito en 2007: Schindler y la coautora Sharon Gutman afirman que los pacientes podrían aprender a utilizar actividades como dibujar o pintar para provocar la fluidez, lo cual ofrecería una manera no farmacéutica de regular las emociones fuertes como el enojo, o prevenir los pensamientos irracionales.
  • Doctor Herbert Benson, un pionero en la medicina de la mente y el cuerpo, y autor de The Relaxation Response”, dice que la acción repetitiva del tejido puede inducir un estado de relajación como el que se asocia con la meditación y el yoga. Una vez que se va más allá de la curva inicial del aprendizaje, tejer con agujas o a gancho puede bajar la frecuencia cardíaca y reducir los dañinos niveles sanguíneos del cortisona, la hormona del estrés.
  • En un estudio realizado con más de 3.500 tejedores, publicado en The British Journal of Occupational Therapy, el 81% de los encuestados respondieron que se sentían más felices después de tejer. Más de la mitad informó que se sentían “muy felices”.

crochet-450724__340

 

¿Cuáles son los beneficios de tejer?

El movimiento repetitivo de tejer se une con el sentimiento de crear algo, hace que el cuerpo genere dopamina (el neurotransmisor de la recompensa), endorfinas (que producen una sensación de bienestar, liberadas también durante el ejercicio) y serotonina (asociada con el buen humor).

Tejer también ayuda a la regeneración neuronal, parecido a los efectos de los conocidos “juegos mentales” como los crucigramas, a su vez ligados a la memoria y el mejor funcionamiento congnitivo. Además supone un complejo proceso neurológico, no es una simple repetición de movimientos con las manos. Cuando estamos tejiendo ponemos en funcionamiento el área motora del cerebro, la sensitiva, la visual, la auditiva y la del lenguaje.

Durante la práctica, nuestras manos y brazos están en continuo movimiento, palpamos la textura de los ovillos, disfrutamos con los colores que usamos, escuchamos las indicaciones del que nos enseña si estamos aprendiendo y a su vez las podemos transmitir a otros. Además, ponemos en acción la parte del cerebro encargada de planificar e imaginar.

wool-2446809__340

Los efectos positivos para nuestra salud definitivamente son muchos, no solo a nivel neurológico, sino también a nivel emocional.

  • Tejer puede ser ese mecanismo de salvación para conseguir la calma, convirtiéndose en un gran aliado para sobrevivir los problemas cotidianos ya que te involucras tanto en la actividad, que terminas aislándote de los problemas.
  • Tejer favorece la capacidad de concentración, por lo que puede ser una auténtica terapia para aquellos que sufren de déficit de atención.
  • Ayuda a sentirse bien con uno mismo y a aumentar la autoestima, ya que con nuestras propias manos estamos creando una prenda. Afianza la confianza en uno mismo y nos ayuda a esforzarnos y a cultivar la paciencia.
  • Nos enseña a luchar por alcanzar nuestros objetivos y no desanimarnos aunque fracasemos en el primer intento. Porque cuando estás aprendiendo a tejer puede que tengas que deshacer la labor y volver a empezar de cero. Una experiencia que podrás aplicar a tu vida.
  • Ejercitamos los dos hemisferios cerebrales. El simple acto de pasar la lana por una aguja y luego por otra mejora enormemente nuestra coordinación cerebral. Si a ello le sumamos la mayor o menor complejidad del tejido que estemos elaborando, la destreza mental irá potenciando aún más dicho ritmo y dicha coordinación.
  • El ejercicio de tejer nos obliga a tener las manos en movimiento y a evitar que se queden agarrotadas o rígidas, moverlas las hace entrar en calor y, de ese modo, el dolor es más liviano y se nota menos., esto ayuda mucho a las personas que sufren de artritis.

Si no han probado esta actividad se las recomiendo y seguro no podrán dejar de tejer como arañitas.

Saludos

Vanessa.

 

Fuentes:
http://pijamasurf.com/
https://lamenteesmaravillosa.com/
http://cnnespanol.cnn.com/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s